Defensores de pacientes en los hospitales

Defensores de pacientes en los hospitales- [Hospital Patient Advocates]

La mayoría de los hospitales tienen uno o más defensores de pacientes entre el personal. Son personas a quienes usted y su familia pueden recurrir por ayuda para ocuparse de problemas que pueda usted tener durante su estadía en el hospital.

Los defensores pueden tener otros títulos, como "ombudsmen" o consultores de servicios de los pacientes.

¿Cómo puede ayudar un defensor de pacientes?

Un defensor puede:

  • Asegurarse de que usted y su familia sepan toda la información sobre su afección y su atención.
  • Darles a usted y a su familia apoyo emocional.
  • Ayudarle a obtener copias de su documentación médica.
  • Ayudarle con retrasos para hacer pruebas, recibir tratamiento o información.
  • Trabajar con el hospital si usted tiene quejas.
  • Trabajar con su empleador si está enfrentando una posible discriminación laboral por sus cuestiones médicas.
  • Ayudarle a entender y a ocuparse de sus cuentas médicas y de su seguro.

¿Dónde más puede conseguir ayuda profesional?

No todos los hospitales tienen defensores de pacientes. Pero quizás pueda encontrar ayuda en otros lugares:

  • Es posible que su empleador ofrezca servicios de defensa del paciente como parte de su paquete de beneficios.
  • Su compañía de seguros puede emplear defensores que puedan ayudarle con sus problemas de facturas del hospital.
  • Quizás pueda contratar a un defensor de pacientes privado. Estos profesionales ofrecen una amplia gama de servicios, como estar con usted cuando habla con su médico, controlar su documentación para ver si hay errores médicos y asegurarse de que sus preguntas siempre tengan respuesta.

La Fundación de Defensores de Pacientes (Patient Advocate Foundation, www.patientadvocate.org) ofrece asesoramiento y asistencia gratuita a personas que necesitan ayuda con facturas médicas y apelaciones de compañías de seguros.

¿Cómo pueden ayudar un amigo o un familiar?

Tener un familiar o un amigo como asistente siempre es una buena idea. Según su estado, este asistente puede:

  • Pasar tiempo en su habitación con usted, cuidándolo.
  • Alertar a enfermeras si algo está mal o si necesita algo.
  • Asegurarse de que sus preguntas tengan respuesta y hacer preguntas que usted no ha pensado.
  • Tomar notas durante las visitas del médico.
  • Asegurarse de que usted tome sus medicamentos a tiempo.
  • Usar la Internet e investigar por usted.

Preferentemente, este ayudante también será la persona que usted ha nombrado como su apoderado de atención de salud.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAdam Husney, MD - Medicina familiar

Revisado16 mayo, 2017

Revisado: 16 mayo, 2017