Trabeculotomía para el glaucoma congénito

Generalidades de la cirugía

La trabeculotomía es un procedimiento quirúrgico muy similar a la trabeculectomía. Se extrae una porción de tejido del ángulo de drenaje del ojo para crear un orificio. Esta nueva abertura deja que el líquido (humor acuoso) drene del ojo. La trabeculotomía es una cirugía para niños solamente.

Qué esperar después de la cirugía

Después de la cirugía, se usan gotas que contraen la pupila para evitar que el iris, la parte coloreada del ojo, obstruya la nueva abertura.

Por qué se hace

La trabeculotomía es una buena opción para los niños que tienen glaucoma congénito cuando la cobertura transparente (córnea) sobre el iris está turbia.

Para los niños, la trabeculotomía o la goniotomía son preferibles a la trabeculectomía, porque son menos invasivas y su probabilidad de causar cataratas es menor. También son más eficaces para reducir la presión ocular en niños que tienen glaucoma.

Eficacia

La trabeculotomía es exitosa para más de 80 de cada 100 niños cuyo glaucoma no se presentaba al nacer.nota 1

Riesgos

El problema más común después de la trabeculotomía es la formación de tejido cicatricial en la nueva abertura en el ojo. El tejido cicatricial impide que el líquido salga del ojo. Otras complicaciones de la cirugía pueden incluir:

  • Enturbiamiento significativo de la visión por varias semanas (común).
  • Sangrado en el ojo.
  • Presión extremadamente baja en el ojo, lo cual puede resultar en visión borrosa debido a la opacificación del cristalino (catarata) o en acumulación de líquido bajo la capa nerviosa (retina).
  • Pérdida repentina y permanente de la visión central.
  • Infección en el ojo.
  • Presión elevada en el ojo, que causa un colapso del espacio en la parte frontal del ojo (cámara anterior). Esta afección se llama glaucoma maligno y es poco común.
  • Cambios continuos en el nervio óptico (en la parte posterior del ojo) causados por el glaucoma.

Para pensar

Algunos niños con glaucoma congénito necesitan más de una operación para controlar la presión alta en los ojos.

La cirugía es más difícil y tiene menos probabilidad de éxito en niños que tienen un glaucoma congénito grave.

Después de la cirugía, todavía pueden necesitarse medicamentos para controlar la presión en los ojos.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Salim S, Walton D (2009). Goniotomy and trabeculotomy. In M Yanoff, JS Duker, eds., Ophthalmology, 3rd ed., pp. 1241-1245. Edinburgh: Mosby Elsevier.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAdam Husney, MD - Medicina familiar
Christopher Joseph Rudnisky, MD, MPH, FRCSC - Oftalmología

Revisado3 diciembre, 2017