Testículo no descendido

Generalidades del tema

¿Qué es un testículo no descendido?

A medida que un bebé varón crece en el útero de la madre, los testículos se desarrollan. Al comienzo del desarrollo, los testículos se encuentran en el abdomen del bebé. Normalmente, antes de nacer, los testículos descienden al escroto, el saco que cuelga debajo del pene. Cuando uno de los testículos no desciende al escroto como debería, se dice que el bebé tiene un testículo no descendido. En casos poco comunes, ambos testículos no descienden.

Esto es más común en bebés varones que nacieron antes de la fecha estimada del parto o que tuvieron muy poco peso al nacer.

Los médicos no saben realmente cuál es la causa de un testículo no descendido. Esta afección común se da en algunas familias (puede ser hereditaria).

La mayor parte del tiempo, el testículo desciende por sí solo para cuando el bebé tiene 3 meses de edad. Si su bebé tiene un testículo que no ha descendido para cuando tenga 6 meses de edad, es posible que el médico le sugiera tratamiento.

¿Cuáles son los síntomas?

Un testículo no descendido no causa dolor ni otros síntomas. El escroto puede tener un aspecto algo más liso o menos desarrollado en un lado, o el lado en el que no hay testículo puede parecer más pequeño y plano. No se puede palpar el testículo dentro del escroto en el lado en que no ha descendido.

¿Cómo se diagnostica un testículo no descendido?

En las visitas para el recién nacido y el bebé sano, el médico revisará el escroto del bebé.

  • Si se puede palpar el testículo pero no está en el escroto, es probable que el médico desee volver a examinar al bebé cuando tenga entre 3 y 6 meses de edad. Para entonces, es posible que el testículo haya descendido a su lugar por su cuenta.
  • A veces, el médico no puede palpar el testículo en absoluto. Podría encontrarse aún en el abdomen del bebé, podría ser demasiado pequeño como para poderse palpar o podría faltar. El médico puede recomendar un tipo de cirugía llamada laparoscopia para ver si puede encontrar el testículo. La laparoscopia solo requiere un pequeño corte debajo del ombligo, que sana con rapidez.
  • Si ambos testículos no han descendido y no se pueden palpar en la ingle, el médico realizará una prueba de hormonas en la sangre para saber si faltan los testículos. Esto significa que el bebé no tiene testículos en absoluto. Es muy raro que falten ambos testículos.

Algunas otras afecciones están estrechamente relacionadas con los testículos no descendidos, como un testículo ectópico o retráctil. En ambas afecciones, el testículo está en una posición anormal en la ingle o en el escroto. Su médico se encargará de hacer el diagnóstico correcto para que su hijo pueda recibir el tratamiento adecuado.

¿Cómo se trata?

Por lo general, los médicos recomiendan una estrategia de esperar y ver para los recién nacidos. Si el testículo no ha descendido por su cuenta dentro de 6 meses, el médico puede recomendar una operación (orquiopexia u orquidopexia). La cirugía suele recomendarse para cuando el bebé tiene 18 meses de edad.nota 1 Es segura y eficaz y tiene pocos riesgos. La mayoría de los bebés se recuperan con rapidez.

Cuando los bebés tienen un testículo que no se puede palpar, los médicos pueden hacer una cirugía diferente, que solo requiere un pequeño corte (laparoscopia).

¿Por qué es importante tratar un testículo no descendido?

El tratamiento es importante, porque tener un testículo no descendido aumenta el riesgo de:

  • Esterilidad . El daño a la capacidad del testículo de producir espermatozoides puede comenzar tan pronto como a los 12 meses de edad. El tratamiento ayuda a reducir el riesgo de esterilidad.
  • Cáncer testicular . Los hombres nacidos con testículos no descendidos tienen una tasa mayor de cáncer testicular que otros hombres. Pero este tipo de cáncer es poco frecuente. Puede curarse si se detecta temprano. Si usted es un hombre joven que nació con un testículo no descendido, hable con su médico acerca de lo que debería hacer.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

HealthyChildren.org
www.healthychildren.org
Urology Care Foundation: The Official Foundation of the American Urological Association
www.urologyhealth.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Kolon TF, et al. (2014). Evaluation and treatment of cryptorchidism: AUA guideline. The Journal of Urology, 192(2): 337-345. DOI: 10.1016/j.juro.2014.05.005. Accessed August 16, 2017.

Otras obras consultadas

  • Barthold JS (2012). Abnormalities of the testis and scrotum and their surgical management. In AJ Wein et al., eds., Campbell-Walsh Urology, 10th ed., vol. 4, pp. 3557-3596. Philadelphia: Saunders.
  • Kolon TF, et al. (2014). Evaluation and treatment of cryptorchidism: AUA guideline. The Journal of Urology, 192(2): 337-345. DOI: 10.1016/j.juro.2014.05.005. Accessed August 16, 2017.
  • Zeitler PS, et al. (2014). Endocrine disorders. In WW Hay Jr et al., eds., Current Diagnosis and Treatment: Pediatrics, 22nd ed., pp. 1054-1096. New York: McGraw-Hill.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioJohn Pope, MD - Pediatría
Adam Husney, MD - Medicina familiar
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializadoPeter Anderson, MD, FRCS(C) - Urología pediátrica

Revisado22 febrero, 2018