Respuestas comunes para afrontar el estrés

Generalidades del tema

Todos encontramos maneras de afrontar el estrés. Algunas estrategias de afrontamiento no son tan útiles como otras. Por ejemplo, las respuestas de afrontamiento negativas a menudo empeoran el estrés, porque acaban agotándolo con el tiempo o son distracciones temporales. Por otro lado, las respuestas de afrontamiento positivas lo mantienen centrado en el presente y le ofrecen la posibilidad de trabajar de manera activa para encontrar una solución a sus problemas. No todas las respuestas de afrontamiento positivas funcionarán para todo el mundo. Pruebe varias de ellas hasta que encuentre una que le dé resultado.

Respuestas de afrontamiento positivas

  • Escuchar música
  • Jugar con una mascota
  • Reír o llorar
  • Salir con un amigo o amiga (a hacer compras, al cine, a cenar)
  • Tomar un baño o una ducha
  • Escribir, pintar o hacer otras actividades creativas
  • Rezar o acudir a la iglesia
  • Hacer ejercicio o salir al aire libre para disfrutar de la naturaleza
  • Conversar sobre situaciones con su pareja o un amigo íntimo
  • Trabajar en el jardín o hacer reparaciones en la casa
  • Practicar la respiración profunda, la meditación o la relajación muscular
  • Preparar y seguir un plan de acción(¿Qué es un documento PDF ?) para solucionar sus problemas
  • Solicitar asesoramiento psicológico si continúa luchando con el estrés

Respuestas de afrontamiento negativas

  • Autocriticarse (autodiálogo negativo)
  • Conducir rápido en automóvil
  • Morderse las uñas
  • Volverse agresivo o violento (golpear a alguien, lanzar o patear algo)
  • Comer demasiado o demasiado poco o beber mucho café
  • Fumar o mascar tabaco
  • Beber alcohol
  • Gritarles a su pareja, sus hijos o sus amigos
  • Consumir drogas recreativas o abusar de medicamentos recetados
  • Evitar a los amigos y a la familia

Todas las respuestas de afrontamiento tienen limitaciones. Podrían:

  • No estar disponibles con regularidad o con suficiente frecuencia como para producir el mayor beneficio.
  • No llegar a producir la relajación completa que es mejor para anular los efectos dañinos del estrés.
  • Dar lugar en ocasiones a nuevas clases de estrés (como unas vacaciones que acaban siendo frenéticas o una actividad deportiva muy competitiva).
  • Dejar de ser eficaces porque se han utilizado demasiado.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioKathleen Romito, MD - Medicina familiar
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializadoChristine R. Maldonado, PhD - Salud de la Conducta

Revisado7 diciembre, 2017