Problemas de memoria: Consejos para ayudar a la persona con las tareas diarias

Generalidades del tema

Las siguientes sugerencias pueden ser útiles para elaborar un plan a fin de ayudar a un familiar que tiene un problema permanente con la memoria, la resolución de problemas, el razonamiento o la capacidad para encargarse de las tareas diarias. Estas son sugerencias básicas y no incluyen toda la información que usted necesita para cuidar de su familiar. Su médico puede tener otras sugerencias para añadir a su plan.

  • Establezca una rutina diaria.
    • Establezca un horario regular para las comidas, los baños, los pasatiempos y un número limitado de actividades.
    • Advierta a la persona sobre cambios que vayan a ocurrir con el horario. Las personas con problemas de memoria no se ajustan bien a los cambios repentinos en su rutina.
  • Organice el entorno para mejorar la memoria.
    • Utilice calendarios, relojes y tablones de anuncios con fotografías de la temporada, el mes y las próximas fiestas.
    • Etiquete los objetos.
    • Utilice listas, notas y otros dispositivos útiles como recordatorios.
    • Anote sus actividades diarias en un calendario o un planificador diario y manténgalo en un lugar donde se pueda ver fácilmente.
  • Dé instrucciones breves. Es posible que una persona con problemas de memoria solo pueda recordar pequeñas cantidades de información a un tiempo.
    • Divida las tareas y las instrucciones en pasos claros y sencillos, un paso a la vez.
    • Use palabras y oraciones cortas, simples y conocidas.
    • Proporcione instrucciones verbales así como escritas siempre que sea posible.
  • Enseñe una tarea en el entorno en el que la persona tendrá que realizar las tareas o en un entorno similar. Una persona con problemas de memoria puede tener dificultad para aplicar lo aprendido en un entorno a otro diferente.
  • Cree un entorno seguro.
    • Guarde bajo llave todas las sustancias tóxicas y los medicamentos y almacénelos en recipientes a prueba de niños y que sean difíciles de alcanzar.
    • Utilice un botiquín con un compartimiento o sección separada para cada día de la semana. Esto ayudará a la persona a recordar cuándo tomar sus medicamentos.
    • Revise todos los medicamentos y las dosis con un médico o farmacéutico. Muchos medicamentos pueden causar confusión.
    • Ponga timbres en las puertas y dele un brazalete de identificación a una persona que pudiera salir afuera y perderse.
    • Haga que su hogar sea un lugar seguro para prevenir caídas.
  • Evite o reduzca el estrés, el cual puede empeorar los síntomas.
    • Mantenga el contacto visual y use el tacto para tranquilizar a la persona y mostrarle que usted está escuchando.
    • Deje que la persona tenga tantas opciones como sea posible en sus actividades diarias. Deje que él o ella elija cosas como la ropa, las actividades y los alimentos.
    • Proporcione estímulos sensoriales con regularidad por medio del tacto, la canción, el ejercicio y los abrazos. Puede ser que el tacto se comprenda mejor que las palabras. Tomar a alguien de la mano o dar un abrazo puede ser una forma de poder comunicarse cuando no hay otra manera de hacerlo.
    • Ignore el comportamiento que sea perjudicial o perturbador. Trate de hacer que la persona se interese por otra actividad.
    • Evite discutir con la persona sobre cosas que en realidad no tienen importancia. Simplemente cambie de tema.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioWilliam H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado20 noviembre, 2017