Skip to Content

Health Encyclopedia

Síndrome del intestino irritable: Cómo controlar los síntomas con dieta

« Página Previa In English

Síndrome del intestino irritable: Cómo controlar los síntomas con dieta

Síndrome del intestino irritable: Cómo controlar los síntomas con dieta

Introducción

Muchas personas con síndrome del intestino irritable (IBS, por sus siglas en inglés) descubren que comer puede provocar síntomas de dolor abdominal, estreñimiento, diarrea (o, a veces, períodos alternados de estreñimiento y diarrea) y abotagamiento. Hacer algunos cambios en su dieta puede brindar alivio.

  • Limite o elimine alimentos que puedan empeorar la diarrea, el gas y el abotagamiento. Estos pueden incluir la cafeína, el alcohol, las bebidas carbonatadas (gaseosas), los productos lácteos, los alimentos altos en azúcar, los alimentos grasosos, los alimentos que producen gases (como los frijoles, el repollo y el brócoli) y los edulcorantes artificiales sorbitol y xilitol (que se usan con frecuencia en chicles y golosinas sin azúcar).
  • Para reducir el estreñimiento, agregue fibra a su dieta, beba abundante agua y haga ejercicio con regularidad.
  • Lleve un diario de lo que come y de si tiene síntomas después de comer.
  • Coma lentamente y en ambientes tranquilos y relajantes. No se salte comidas.

¿Cómo controlo el síndrome del intestino irritable con dieta?

Usted puede manejar su síndrome del intestino irritable (IBS, por sus siglas en inglés) limitando o eliminando los alimentos que pueden provocarle síntomas, especialmente diarrea, estreñimiento, gas y abotagamiento. Asegúrese de no dejar de comer por completo ningún grupo de alimentos sin hablar con un dietista. Debe asegurarse de que aún esté obteniendo todos los nutrientes que necesita.

Consejos para controlar los síntomas

He aquí algunas sugerencias para comenzar:

  • Trate de que sus comidas sean aproximadamente a la misma hora todos los días. Tómese tiempo para comer.
  • No se salte comidas ni deje pasar demasiado tiempo entre las comidas.
  • Beba mucho líquido. Asegúrese de beber agua además de sus otras bebidas. Si tiene una enfermedad renal, cardíaca o hepática y tiene que restringir los líquidos, hable con su médico antes de aumentar la cantidad de líquido que bebe.
  • Limite o evite la cafeína, como del café o el té.
  • Evite el alcohol y bebidas carbonatadas.
  • Evite los alimentos que pueden causar gas y abotagamiento. Verduras como alcachofas, espárragos, brócoli, coles de Bruselas, repollo, coliflor, pepinos, pimientos verdes, cebollas, arvejas (chícharos), rábanos y papas crudas tal vez no sean bien digeridas por el organismo y pueden causar gas y abotagamiento.
  • Limite el consumo de fruta fresca y de jugos de fruta. Estos tienen alto contenido de fructosa. Las personas que tienen IBS tal vez no puedan digerir bien la fructosa. Esto puede causar diarrea, gas y abotagamiento.
  • Tenga cuidado al comer algunos tipos de fibra. La fibra afecta a cada persona que tiene IBS de diferente manera.
    • Si usted tiene diarrea, pruebe a limitar la cantidad de alimentos ricos en fibra que come, especialmente si tiene mucho gas y abotagamiento. Esto incluye verduras, frutas, panes y pasta de grano integral, cereales con alto contenido de fibra y arroz integral.
    • Si tiene estreñimiento, añada fibra como frutas, verduras, frijoles y granos integrales en su dieta todos los días y beba abundante agua.
  • Pruebe la dieta baja en FODMAP. Los FODMAP son carbohidratos que están presentes en muchos tipos de alimentos. FODMAP es la sigla en inglés que deriva de oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables. Si tiene problemas digestivos, estos pueden empeorar sus síntomas. Una dieta baja en FODMAP es cuando usted deja de comer alimentos altos en FODMAP por aproximadamente dos meses. Entonces usted los vuelve a agregar lentamente a su dieta para ver qué alimentos le causan problemas digestivos.

Evite los alimentos que pudieran estar causando síntomas

Muchas personas descubren que sus síntomas de síndrome del intestino irritable (IBS, por sus siglas en inglés) empeoran después de comer. A veces, determinados alimentos empeoran los síntomas. Los alimentos que se mencionan con mayor frecuencia como causantes de síntomas incluyen:

  • Repollo.
  • Cebollas.
  • Arvejas y frijoles.
  • Condimentos picantes.
  • Frituras.
  • Pizza.
  • Café.
  • Crema.
  • Alimentos ahumados.

Otros tipos de alimentos que pueden empeorar los síntomas de IBS incluyen:

  • Un azúcar que se encuentra en la leche, llamado lactosa. Algunas personas que tienen IBS también tienen intolerancia a la lactosa. Esta puede empeorar los síntomas de IBS cuando comen o beben lácteos.
  • Un azúcar que se encuentra en las verduras y frutas, llamado fructosa. En personas que tienen IBS, es posible que la fructosa no se digiera como debería. Esto puede causar diarrea, gas y abotagamiento.
  • Un edulcorante artificial, llamado sorbitol. Si tiene diarrea, evite el sorbitol. Se encuentra en chicles, bebidas y otros dulces sin azúcar.

Lleve un diario de alimentos

Lleve un registro de lo que come, sus emociones, sus actividades y sus síntomas después de comer. Si nota patrones de síntomas después de comer determinados alimentos, puede intentar eliminar esos alimentos de su dieta. El diario también puede ser una buena manera de registrar lo que está pasando en su vida. El estrés desempeña un papel en el IBS. Si usted es consciente de que tipos particulares de estrés provocan síntomas, puede tratar de reducir esos tipos de estrés.

Créditos

Revisado: 11 agosto, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: E. Gregory Thompson MD - Medicina interna
Adam Husney MD - Medicina familiar